¿Un Coach debajo de cada piedra?

Hace unos días vi este tweet de Marco Cimino quien a su vez retweeteaba a Juan Alberto:

Un Coach debajo de cada piedra

Lo guardé porque creo que el comentario se merecía más que una respuesta de 140 caracteres.

Es cierto que como apunta Juan Alberto, cada día hay más coaches (¡que no coachers!). Cada vez que acudo a un evento de networking, me encuentro con unos cuantos. Y a menudo me asombra la heterogeneidad de nuestro colectivo.

Me explico: el coaching es un trabajo “de segunda carrera”. Hasta hoy, no he conocido a ningún niño que sueñe con ser coach. Sí he conocido a antiguos entrenadores deportivos, nutricionistas, psicólogos, empresarios, y hasta profesores hoy convertidos en coaches. Yo misma tengo “una vida anterior”, una experiencia de 15 años en el mundo de la comunicación. Esta experiencia previa constituye el marco de quién soy como coach, de mi especialidad. Yo no trabajo para mejorar el rendimiento deportivo de atletas de élite. Tampoco hago terapia personal. Ofrezco sesiones individuales y talleres para que mis clientes mejoren su comunicación.

Y vuelvo al tema. Es verdad que cada día hay más coaches. Podríamos caer en la explicación fácil y etiquetar el fenómeno como “una moda”. Una moda, en todo caso, que ya dura unos cuantos años. Si miramos un poco más allá de nuestras fronteras, descubriremos que el que se considera el primer libro de coaching, The Inner Game of Tennis de Tim Galaway data de 1974. Han pasado 36 años y el coaching no ha hecho más que crecer. Hoy podríamos decir que la disciplina del coaching ha llegado a su madurez y como ocurre en otros ámbitos, ha empezado la diversificación y la especialización, tendencia aquí se ve reforzada por el bagaje profesional previo que aporta cada uno. De ahí que en la actualidad encontramos formación específica para el coaching en el entorno de la salud, los deportes, la gestión de equipos, y hasta las artes.

Resta preguntarnos porqué el coaching tiene tanto éxito. Pero esa reflexión requiere otro post. ;-)

Soñar con peces

O cómo nuestras creencias sobre el funcionamiento y el significado del mundo entorpecen nuestra comunicación.

Psicoanalista: Disculpe, pero ¿anoche tuvo algún sueño, por casualidad?

Cliente: No sé…. Sí, me parece que sí.

Psicoanalista: ¿Acaso soñó con peces?

Cliente: Uhhh, no, no soñé con peces, no.

Psicoanalista: ¿Qué soñó, entonces?

Cliente: Bueno… soñé que iba andando por una calle de la ciudad.

Psicoanalista: ¿Había agua en esa calle, algún charco tal vez?

Cliente: Bueno, no creo, no.

Psicoanalista: ¿Hubiera podido haberlo?

Cliente: Supongo que hubiera podido haber agua en la cuneta o algo así, pero no lo vi.

Psicoanalista: ¿Hubiera podido haber algún pez en ese agua?

Cliente: Lo veo difícil… En una cuneta, en la cuidad.

Psicoanalista: Veamos pues, en la calle de su sueño ¿había algún restaurante?

Cliente: No.

Psicoanalista: Pero hubiera podido haberlo, ¿no?

Psicoanalista: Prosigamos. Iba usted andando por la ciudad.

Cliente: Bueno… supongo que hubiera podido haber un restaurante…

Psicoanalista: Y… ¿servían pescado en ese restaurante?

Cliente: Bueno, supongo que como en cualquier restaurante…. Podría ser que en la carte tenían pescado, sí.

Psicoanalista: ¡Lo sabía! ¡Sueña con peces! Muy significativo.

Extracto de una charla de Robert Dilts

Feedback del taller

Ha sido una experiencia fantástica!!
He aprendido mucho y también me he divertido mucho!
Ya estoy apuntada para el próximo curso!

El taller de comunicació eficaç del cap de setmana va ser fantàstic: vaig aprendre molt del món que m’envolta, i de com relacionar-s’hi. També de com fer fàcil el que aparentment sembla molt complex, gairebé laberíntic. Mil gràcies i espero un altre taller ben aviat

Va ser un curs molt interessant, i ho vaig passar molt bé amb vosaltres.

En cuanto a mi se refiere:

Acabé contenta y agotada a partes iguales. Me lo pasé fantásticamente bien y tengo ganas de empezar el próximo.

¡Gracias a todos por vuestra participación activa!
¡Hasta la próxima!

Taller de Comunicación Eficaz

TALLER DE COMUNICACIÓN EFICAZ CON PNL

Siempre estamos comunicando. Incluso nuestros silencios contienen poderosos mensajes.
De hecho, nuestras palabras sólo representar un 7% de lo que comunicamos. Nuestra voz añade un 38% más. Nuestra mirada, postura, respiración y nuestros gestos también emiten información y sensaciones. Y ¡suponen más de la mitad de lo que comunicamos!

Cuando somos bebés, interpretamos la comunicación no verbal y la imitamos.
Relacionamos una sonrisa con alegría y un ceño fruncido con un enfado.
Una vez hecho este aprendizaje, se vuelve inconsciente.
Reaccionamos a nuestro entorno, experimentamos problemas de comunicación con nuestras parejas, compañeros, familiares.
Nos preguntamos “porqué no nos entienden” o “porqué parece que no hablamos el mismo idioma”.

De niños, aprendemos a hablar y luego a leer y escribir.
Nadie nos enseña de una forma clara y práctica cómo funciona la comunicación no verbal.

¿No crees que ya es hora de hacer algo al respecto?

¿Para quién es este taller?

Este curso es útil para todo aquel que quiere comunicarse con más fluidez y eficacia.
No requiere ninguna formación previa y es aplicable a todos los ámbitos de la vida: a tus relaciones personales, profesionales, familiares.

¿Qué puedes esperar de él?

  • En este taller aprenderás técnicas para comunicarte con mayor claridad.
  • Descubrirás porqué a veces lo que entiende el otro no es lo que pretendías decir y verás cómo tu puedes cambiar esto.
  • Aprenderás nuevas formas de escuchar.
  • Comprenderás mejor a los demás y te será más fácil interactuar con ellos.
  • Encontrarás poderosas herramientas para resolver conflictos.

¡Y te divertirás por el camino!

Programa

  • ¿Qué es la PNL? ¿Y para qué te puede servir?
  • Comunícate con los 5 sentidos (y algo más)
  • ¿Conectas?
  • ¿Qué voz le pondrás a este mensaje?
  • ¿Y qué gestos le acompañarán?
  • ¿Qué tal un poco de movimiento?
  • ¿Qué recursos tienes? ¿Y cómo puedes acceder a ellos cuando los necesitas?
  • ¿Qué quieres comunicar? ¿Y cómo vas a conseguir que el mensaje llega?
  • ¿Eres bueno escuchando?
  • ¿Cómo te sientes? ¿Y cómo afecta esto a lo que comunicas?
  • ¿Tu mensaje ha llegado? ¿Cómo lo sabes?
  • Feedback del curso

Formato

Éste es un taller práctico. Aprenderás haciendo. Cada bloque empezará con una explicación y una demostración. A continuación, se experimentará con lo expuesto.
Se entregará un cuaderno de trabajo a cada asistente. Éste contiene la base teórica del taller, ilustraciones que facilitarán su comprensión y una bibliografía. Y por supuesto, espacio en blanco para tomar apuntes.

Duración: 20 horas
Fechas: 17, 18 y 19 de abril de 2009
viernes 17 de abril (de 16:00 a 20:00)
sábado 18 de abril (de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00)*
domingo 19 de abril (de 10:00 a 14:00)
Lugar: Espai Marabal (Poble Sec, Barcelona): www.marabal.org
Inversión: 200 €
Plazas limitadas (máximo 12 inscritos)

*) el sábado comeremos todos juntos

Inscripción y más información:
eva[at]evasnijders.com
609 678 837

Notas

Este taller es una cápsula de aprendizaje. Para su máximo aprovechamiento es importante realizarlo entero. Agradeceré que te comprometas con su contenido y con el resto del grupo.

Este trabajo se realiza en grupo. Es la mejor manera de experimentar las técnicas propuestas. Cada uno aportará su visión y sus ideas. La experiencia compartida enriquece a todo el grupo. Es por este motivo que compartiremos la comida del sábado en un restaurante de la zona.

Perspectivas (1)

Una de los primeros conceptos que aprendí en PNL, y probablemente el que más aplico, es el de las posiciones perceptivas.

Normalmente, cuando tenemos una experiencia, la vivimos desde nuestra propia perspectiva. (Digo normalmente, porque en casos donde el impacto emocional es muy fuerte, nuestra mente puede “irse” de la situación con tal de reducir el dolor o el miedo que sentimos).  Incluso al recordar una escena en concreto, lo hacemos de forma asociada, desde nuestro “yo”.

A través de nuestros propios ojos, observamos al otro (o a los otros) implicado. Le escuchamos con nuestros oídos. Valoramos lo que hace y dice desde nuestra particular visión del mundo.

A menudo estamos en desacuerdo con el. Participamos en discusiones sin llegar a entenderle, y sin que el otro nos entienda.

Nos damos cuenta que algunas situaciones se repiten. Es otra vez la misma riña con nuestra pareja, la misma disputa con el vecino del cuarto.

Para deshacer el impasse, es muy útil jugar a cambiar de perspectiva. Hacerlo como un actor, moviéndonos por el espacio.

Escenificamos un momento difícil “típico” y lo revivimos desde nuestra perspectiva.

Al terminar, salimos y observamos la acción desde fuera. Nos vemos a nosotros mismos y a la otra persona. Miramos cómo se mueven, escuchamos qué dicen.

Después nos posicionamos en el lugar del otro. Nos vemos a nosotros mismos a través de sus ojos, nos escuchamos con sus oídos. Incluso podemos notar qué efecto tiene nuestra actitud en él.

Es una experiencia muy enriquecedora que nos aporta nuevas formas de entendimiento. Nuevas maneras de expresar nuestros pensamientos y sentimientos, que ayudarán a mejorar nuestra comunicación.

Es un primer paso hacia una comunicación más eficaz.