Una metáfora del Coaching

Cuenta Milton Erickson que un día llegó a su casa un caballo perdido. El animal no llevaba ninguna marca que lo identificase pero Erickson decidió devolvérselo a su amo.

Montó el caballo y lo condujo hasta la carretera. Una vez allí, dejó que el propio caballo decidiera hacia dónde quería ir. Él sólo intervenía si el caballo se desviaba del camino para comer o para pasear en los prados de los alrededores.

Continuaron así unos cuantos kilómetros hasta que llegaron a una granja. Allí el animal se detuvo. Salió el granjero a recibir la inesperada visita y al ver su caballo preguntó: “¿Cómo ha sabido que este caballo era nuestro?” a lo que Erickson respondió: “Yo no lo sabía… El caballo sí. Yo sólo he tenido que mantenerlo en el camino.”

Published by

evasnijders

Eva Snijders es Master Practitioner y Trainer en PNL. Trabaja como Coach personal y ejecutiva. Imparte cursos de motivación, liderazgo, comunicación y otras habilidades directivas.

One thought on “Una metáfora del Coaching”

  1. Hola Eva: Interesante y adecuada metáfora la que nos traes del Sr. Milton y felicidades por tu web, clara y sencilla.

    Saludos desde Tenerife. Aprendiz de coach.

Comments are closed.